Siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias para prevenir la propagación de la enfermedad Coronavirus COVID-19, GRUPO DISBER SIGLO XXI S.L. ha puesto en marcha un Plan de Contingencia, siendo el principal objetivo la prevención y protección de la salud de nuestros trabajadores, así como establecer acciones que garanticen la prestación del servicio a nuestros clientes.


Se han adoptado una serie de medidas preventivas al objeto de minimizar el impacto de las limitaciones establecidas por el gobierno y neutralizar los riesgos para la salud de las personas durante la realización de su trabajo.


La empresa tiene designado un responsable de emergencia que realiza las funciones de coordinar todas las acciones necesarias para garantizar la seguridad y salud de los trabajadores.

Esencialmente, sus funciones se resumen en:

- Mantener actualizada toda la información sobre la epidemia emitida por las instituciones de salud pública sobre la enfermedad y las medidas a adoptar en cada fase.

- Actualizar periódicamente el plan de comunicaciones para casos de emergencia: con el resto de equipos de intervención y éstos a su vez con los empleados.

- Coordinar, junto con la dirección de la empresa, las pautas de actuación ante la ausencia de empleados durante la epidemia.

- Coordinar junto con la dirección de la empresa la disponibilidad de los recursos materiales y humanos previstos.

- Colaborar con los servicios de salud pública autonómicos y estatales, así como con protección civil en caso de necesidad.

LA EMPRESA:

• Ventilación adecuada de todos los locales.

• Limpieza y desinfección frecuente con productos virucidas (autorizados y registrados atendiendo a la norma UNE-EN 14476) de las instalaciones con especial atención a superficies, pomos de las puertas, pasamanos, mostradores, ascensores, muebles, lavabos, suelos, teléfonos, botones de la máquina del café… y, en definitiva, todo objeto susceptible de ser tocado por varias personas.

• Tratamiento desinfectante en el sistema de calefacción y refrigeración.

EL PERSONAL:

• Se ha informado a los trabajadores de que deben mantener distanciamiento social de 2 metros y que han de reforzar las medidas de higiene personal en todos los ámbitos de trabajo y frente a cualquier escenario de exposición. Se han colocado carteles y señalización para fomentar las medidas de higiene.

• Se ha informado a los trabajadores de que la higiene de manos es la medida principalde prevención y control de la infección y que deben realizar periódicamente una higiene de ellas para la prevención y control de la infección. En puestos de trabajo donde no sea posible proceder al lavado de manos por el desempeño de la tarea, se dispone de gel o solución alcohólica homologada sustitutiva en cantidad suficiente para su turno y puesto de trabajo y así mantener la higiene adecuada. En los aseos hay infografías recordando cómo lavarse las manos.

• Se ha informado a los trabajadores de que deben adoptar medidas de higiene respiratoria:
- Al toser o estornudar taparse la boca y nariz con un pañuelo y desecharlo a un cubo de basura con tapa y pedal. Si no se dispone de pañuelos emplear la parte interna del codo para no contaminar las manos.
- Evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca.
- Después de haber tosido o estornudado y antes de tocarse la boca, la nariz o los ojos, lavarse las manos de forma cuidadosa con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Si no se dispone de agua y jabón, se utilizarán soluciones desinfectantes con alcohol para limpiárselas.

• Mascarilla obligatoria

• Se ha suspendido el fichaje con huella dactilar sustituyéndolo por un sistema por telefonía móvil y por control de presencia.

• Se le ha proporcionado a cada trabajador, de acuerdo a su puesto de trabajo y a las actividades que desarrolla, los equipos de protección individual necesarios.

• En las entradas a la empresa se dispone de alfombrillas desinfectantes para el calzado.

• En los accesos a la empresa se dispone de arco detector de la temperatura. Este mismo arco reconoce si el personal no lleva mascarilla y si es así no se le permite el acceso.

• Se han escalonado los horarios de entrada y salida del personal para evitar aglomeraciones en los vestuarios, zonas comunes, etc. En las zonas comunes se han habilitado unas líneas de seguridad en el suelo de forma que se asegure la distancia.

• Entre cada turno de trabajo hay una hora sin personal para proceder a la desinfección.

• Los turnos de producción son cerrados, nadie realiza cambios, para evitar una posible transmisión de turno a turno y a su vez se realizan grupos “burbuja” separados por una distancia superior a 10 m.

• En la zona de las oficinas se han establecido departamentos “burbuja”. Se han reestructurado la disposición de los puestos de trabajo para mantener la distancia de seguridad. Cada departamento posee una zona de descanso en la que no se convive con el resto de departamentos. Cada departamento está totalmente separado del resto.

• Se han colocado por toda la empresa papeleras con pedal y tapa para depositar pañuelos y otro material desechable que son limpiadas de forma frecuente.

• Los ascensores son utilizados por una única persona. Se usarán preferiblemente las escaleras. En el caso de ser utilizados se han diferenciado uno por cada planta.

• Se han instalado mecanismos en las entradas de los aseos de las zonas de mayor afluencia para informar del aforo real en cada momento. De este modo el sistema no dejará acceder si se supera el aforo permitido.

• En lo posible, se evitará compartir material de oficina, equipos y herramientas.

• Se han colocado mamparas de protección para minimizar el contacto entre los trabajadores y los potenciales clientes o público que puedan concurrir en el lugar de trabajo.

• Se ha definido una zona de espera para el personal externo a la empresa (repartidores, transportistas…). Estas personas disponen de aseos portátiles colocados en una zona de la empresa al aire libre donde los trabajadores no acceden. Estos se desinfectarán frecuentemente.

• Se han designado varias personas que durante la jornada laboral se encargaran de informar, supervisar y verificar el buen funcionamiento de las normas.

• Todo el personal cuenta con una información y formación específica y actualizada sobre las medidas específicas que se implantan. Se informa puntualmente de las medidas que va actualizando el Ministerio de Sanidad, para lo cual se requiere un seguimiento continuo de las mismas.

• Se ha comunicado a los clientes las acciones que se están implementando para minimizar el riesgo de contagio.

DETECCIÓN O SOSPECHA DE UN CASO:

Si un trabajador manifiesta síntomas compatibles con la enfermedad (tos, fiebre, sensación de falta de aire, etc.), se aislará en una sala habilitada para ello y se avisará al teléfono del centro de salud correspondiente. Hasta que intervengan las autoridades sanitarias, se extremarán las medidas de higiene respiratoria (taparse con el codo flexionado la boca al toser o estornudar…), lavado de manos y distanciamiento social y se desinfectarán todos los elementos que hayan sido tocados por él.